lunes, 12 de diciembre de 2011

Clásico

Ya que vamos por el séptimo clásico del año, unos comentarios después de ver las lecturas que se han hecho del partido:

Decir que el Barça gana por suerte es equivocarse o no ser realista, lo mismo que decir que lo hace por el árbitro. El Barça ganó, simplemente, porque es mejor, aunque su defensa no dé esa sensación.

Hasta el 1-1 el Madrid estaba llevando el partido por donde le interesaba y no lo estaba haciendo por suerte. Se adelantó antes del medio minuto porque presionó bien y porque el portero y la defensa fallaron. No solo fue un fallo de Valdés. Desde que el balón sale de sus pies, pasa por Di María, Busquets, Özil, Busquets otra vez y Benzema. Todo esto con Piqué evitando el fuera de juego en una posición que no ayuda a defender la jugada. Piqué también se equivoca, porque si no va a poder evitar el gol, debería haber dejado a Benzema en fuera de juego. Con esto no quito mérito al Madrid, la presión está bien hecha y la ejecución es buena y rápida.

Luego, el partido, como he dicho, estuvo como al Madrid le interesaba, no parecía que el Barça estuviera cómodo. Hasta que llegó el empate a uno.

En el 2-1 sí hay talento. Hay talento en enganchar una volea como la engancha Xavi y dirigirla a portería. Posiblemente la pararía Casillas, pero es un buen tiro. Y también es un error de Marcelo que no coloca bien el cuerpo para despejar el balón, aunque es cierto que es todo muy rápido.

Lo demás, es historia.