miércoles, 16 de noviembre de 2011

Picks Liga

R. Sociedad - Espanyol
R. Sociedad
Stake 3@2.35@Paf

Este es mío:

Racing - Málaga
Málaga
Stake 4@2.44@Betfair

Escatológico

El tema de hoy no es agradable. Más bien todo lo contrario. Así que es posible que no te interese conocer esto y seguir, si tienes suerte, viviendo en la ignorancia. Para mí hay un antes y un después, tras ser consciente de lo que os voy a contar, en el uso de los baños públicos. Da igual de donde sea el baño, de un bar, de un cine, de una empresa. Cualquiera. La gente, en su mayoría, son unos cerdos. Se ve que la gente se aburre y en lugar de hacer como en el colegio y la universidad y llenar las paredes y la puerta de frases o firmas, se dedican a llenarlas de perdigones y así practicar el arte de la minería y pasar un rato divertido. Asqueroso. Ahora, cada vez que entro a un baño intento concentrarme en lo mío y no mirar la pared ni la puerta, pero, en cuanto me despisto, allí están. En todos. En todos los de tíos, claro. ¿Los de las tías estarán igual?

martes, 15 de noviembre de 2011

Machismo

El otro día estaba hablando con unos amigos y muchos de ellos decían que en España no había racismo ni machismo a nivel general. Yo les dije que España es un país racista, machista y homófobo y que el mayor logro que han conseguido todas las personas de ese tipo, como se suele decir del diablo, es conseguir que pensemos que, en general, no lo somos.

Empecemos por el machismo. Un ejemplo sencillo que ahora está muy de moda: mujeres que son periodistas deportivas. ¿Quién no ha oído la frase, si la periodista es atractiva: "Fulanita está ahí por su físico, no porque sea buena periodista"? Si no lo es, la frase es del estilo: "A alguien se habrá tirado Menganita para estar ahí". No digo que todas las mujeres sean buenas periodistas, pero también hay muchos hombres que son muy malos periodistas y nunca he oído una frase diciendo que están ahí por su físico.

Otro ejemplo menos sencillo. ¿Cuántas empresas españolas tienen mujeres en la parte directiva o en puestos de responsabilidad? Claro, muchos dirán que no valen, que no han demostrado que puedan estar ahí, que no han pasado ese proceso de selección. ¿En serio? Si empiezo a pensar en mi paso por el colegio, instituto y universidad, entre los que sacaban mejores notas, siempre había una mayoría de chicas. ¿Qué pasa luego? ¿Se atontan? ¿Pierden su capacidad? ¿O simplemente no se las tiene en cuenta para llegar a determinados puestos?

El racismo. Esto también es sencillo. Cuantas veces habré oído la frase: "El otro día el autobús estaba lleno de sudamericanos y nadie le cedió el asiento a una anciana" o "Vi a unos moros colarse en el metro". Vaya, yo no digo que no sea verdad, pero cuando se producen comportamientos incívicos o maleducados, la gente cuenta la historia sin omitir la raza u origen del culpable si es sudamericano, moro, gitano, etc. Si no lo es, la mayoría ni lo cuenta.

Otro ejemplo más. Los garitos por las noches. ¿Habéis visto muchos garitos con negros, moros, gitanos o sudamericanos? ¿Decís que sí? Que los habéis visto, que ellos salen por sitios en los que van gente de su misma raza y condición, que se congregan porque no se relacionan y no se adaptan a nuestra cultura. La realidad es que en muchos sitios no les dejan entrar con excusas tan absurdas como la ropa que llevan puesta, que el sitio está lleno, o que hay que pagar un precio desorbitado para poder entrar . De ese modo, acaban juntándose en los sitios que se lo permiten.

Por otro lado, ¿os imagináis un político, no digo ya un presidente, gitano o negro en España?

De la homofobia hay poco que contar, frases como: "Yo no tengo nada en contra de los homosexuales pero cuando les veo besándose en la calle me da asco" o la tan de moda ahora "No me importa que se casen pero que no le llamen matrimonio", lo dicen todo. Supongo que cuando las mujeres consiguieron el derecho al voto, habría quienes dirían: "No me importa que las mujeres elijan al presidente pero que no lo llamen voto".