martes, 12 de octubre de 2010

Sevilla

La siguiente parada consistió en un fin de semana en Sevilla. El plan era salir de Cancelada a Estepona en autobús, de Estepona a Málaga en autocar y de Estepona a Sevilla en tren. Pero se lió una tormenta gorda justo antes de que saliéramos y al parecer hubo un accidente que hizo que el primer autobús que teníamos que coger no apareciera y lo cambiáramos por un taxi.

Por suerte el resto del viaje transcurrió con normalidad. Llegamos a la casa que habíamos alquilado en Sevilla cerca de las once. Nos fuimos a cenar y esperamos que llegaran unos amigos que venían de Madrid. Cuando llegaron nos tomamos unas copas y nos fuimos a ver la noche sevillana. Destino: La Alameda. Como era ya un poco tarde, más o menos las 3:30 am, la gente ya iba cuesta abajo pero nos dio tiempo a dar una vuelta y entrar a algún que otro sitio.



El sábado lo pasamos entero visitando el centro de Sevilla. Los monumentos y los bares. Por suerte disponíamos de un excelente plano creado por una pareja sevillana que nos indicaba qué había que ver y qué bares eran mandatory. Muy destacables "El Patio de San Eloy" y "Los Coloniales". La cena la hicimos en este último después de apuntarnos en su lista y estar esperando una hora, más o menos, mientras tomábamos unas cañas por los alrededores. Después de la cena, volvimos a la casa a celebrar un cumpleaños doble y tomar las pertinentes copas.


El domingo nos obligaron a dejar la casa a las 12 así que hubo que madrugar para que quedara todo preparado. Continuamos viendo lo que nos quedaba de Sevilla y decidimos ir a comer a La Alameda. Terminamos el fin de semana sevillano en la misma zona que lo habíamos empezado. Tras la comida, cogimos el coche que se había quedado todo el fin de semana abierto y nos volvimos a Madrid.


Agradecemos a los sevillanos que no nos robaran el coche ni lo usaran como lugar en el que realizar alguna de las múltiples actividades que se hacen los fines de semana por la noche.

Más fotos aquí.