sábado, 4 de diciembre de 2010

Levante - Atletico de Madrid

El partido del Atleti ha sido lamentable. De Gea cada vez que tenía que jugar un balón lo hacía dando un pelotazo, Godín está lento, Antonio López lentísimo, a Mario no le dan el balón, Raul García cada vez que coge uno intenta dar un pase de gol, desde donde sea, su campo, la banda... da igual, a Assunçao le han cambiado a los 30 minutos porque tenía una amarilla y no hacía nada de provecho, Reyes es un chupón, Simao no se va de nadie y les regala un gol, Forlán parece que no tiene ganas de nada y Agüero es el único que parece que puede hacer algo aunque tiene que pasar más, no intentar irse siempre de tres.

Y Quique no sé que hace. Creo que es un gran entrenador pero no veo su trabajo en ninguna parte. Lo primero que debería hacer es tranquilizarse un poquito y que no le expulsen cada dos por tres. Después, no estaría mal que algún "periodista" le pregunte por qué no somos capaces de sacar un corner y que pase del primer palo o por qué cada saque de banda es un regalo para el contrario. Cuando los delanteros prefieren sacar ellos de banda que esperar al lateral, ya te dice mucho. También podíamos tocar un poquito más desde el principio, no esperar a los últimos veinte minutos. ¡Si a los quince se veía que a pelotazos no íbamos a ninguna parte! Joder, ya sé que no somos el Barca pero el Levante a nuestro lado sí lo parecía.

En fin, otro partido lamentable, otro ridículo y la sensación de que este año no vamos a hacer nada.