sábado, 24 de julio de 2010

Felices para siempre

Ayer cenamos en El Tío Pepe y luego fuimos al cine a ver Shrek, felices para siempre. En el poster y el trailer de la película la anuncian como el capítulo final pero buceando un poco por internet es fácil encontrar rumores sobre un Shrek 5. La película no está mal pero no aporta ninguna novedad. Es más, el guión parece querer volver a la idea del principio buscando la clásica historia de amor muy parecida a la de la primera parte. La historia es corta y en apenas 90 minutos está todo terminado por lo que si buscamos una hora y media escasa para entretenernos, puede ser una opción.

La carta del Tío Pepe es bastante corta. Ayer, antes de pedir, mientras estaba mirando la carta, decidí dejar pasar un largo tiempo antes de volver a cenar ahí. Como es parte del club vips y teníamos un descuento de 5 euros nos pareció una buena opción. Pero al final siempre acabamos pidiendo lo mismo: berenjenas, morcilla (esto fue una novedad por variar un poco) y supremas de pollo. La comida no está mal y el precio es el medio: 20 €/persona con una bebida y sin el descuento. El problema, como he dicho, es la poca variedad en su carta.