jueves, 15 de abril de 2010

Que los escritores vivan... de lo que puedan

Leo en Tercera Opinión una entrada preguntando si los escritores también van a tener que vivir de los conciertos. Quise en su momento dejar un comentario pero me estaba quedando tan largo que pensé que lo mejor era hacer una entrada y responder desde aquí.

Lo primero que me choca es que en la entrada se dice que la música hay que pagarla. ¿Por qué? Me pregunto. Una afirmación tan rotunda supongo que debería venir acompañada de alguna explicación de por qué debería ser así. Además, la música es un termino muy ambiguo, ¿qué quiere decir con esta frase?, por el contexto supongo que quiere decir que si me descargo una canción tengo que pagar por ella pero ¿a quién? ¿al distribuidor? Ya lo hago. Pago por mi conexión a internet. ¿A los autores? ¿Hay alguna forma de que el 100% del dinero que pago vaya a los autores? Pero por igual, tanto al que escribe la letra, como al que canta, el que toca la guitarra, la orquesta, etc, etc. Aún así, ¿por qué debería hacerlo? En el post no veo la respuesta a esta pregunta, solo debo pagar por la música porque él ha decidido que tiene que ser así.

Otra cosa que veo que es se utiliza la palabra robo con mucha facilidad (de hecho no solo en esta entrada sino la mayoría de la gente que trata este tema habla de robar). Primero las llama descargas no autorizadas pero luego más adelante empieza a hablar de robo. Quiero decir que para mi, robar es quitar algo a una persona (el dueño) y quedármelo yo. Esto en todo caso será copiar. Robar no creo, porque no le quito nada a nadie.

Yo no pago por la música, primero porque es legal descargarla, segundo porque no me dan ninguna pena los autores (he pagado por CDs de grupos que estaban empezando y que no tenían dinero para pagarse un local y el disco está pudriéndose en una estantería porque solo escucho mp3s), tercero porque los discos no los quiero, cuarto porque toda la vida he escuchado música en la radio sin pagar un duro y no considero que el hecho de querer escuchar la música que yo quiero y no la que quieran las radios me tenga que hacer pagar por ello.

¿Y los escritores? Pues no lo sé. La verdad es que me da lo mismo. Creo que mi madre tiene suficientes libros interesantes en casa para leer para el resto de mi vida y si nadie quiere volver a escribir más no me preocupa. ¿Quieres escribir un libro y que te lean? Me parece muy bien. ¿Quieres escribir un libro y que te paguen por ello? Corre porque puede que estés llegando tarde. La diferencia entre por qué no la robo de la librería y por qué si la descargaría es la que he dicho antes, si la robo de la librería el librero se queda sin ella, si la descargo nadie pierde nada y yo tengo una copia. El cambio de formato no me autoriza a robar, me facilita el copiarla.

Así que sigo pensando que si nadie está dispuesto a pagar por lo que haces es hora de que te dediques a hacer algo por lo que quieran pagarte.